Table of Contents Table of Contents
Previous Page  167 / 260 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 167 / 260 Next Page
Page Background

D

esde la emisión de la fase volcánica pliocena, hace unos 4,5 Ma, la

isla ha sufrido de manera continua e intensa la incisión fluvial, que

ha creado profundos barrancos radiales, dejando al descubierto las

coladas basálticas del edificio mioceno, en alguno o todos sus tramos. Las

laderas de los barrancos son el mejor punto de observación.

A lo largo de itinerario desde Alojera se va pasando por las cabeceras de

los barrancos de Taconaje, Chinguey, del Rincón, de Fara y del Nogal-Erque,

pudiéndose observar el apilamiento de lavas basálticas miocenas, con más o

menos diques, cubierto por las coladas pliocenas en una cobertera de media-

no o poco espesor. Estos apilamientos constituyen monótonas sucesiones ta-

bulares de coladas apiladas unas sobre otras, hasta formar, en algunas zonas,

potencias de más de 300 m de espesor, tal y como se observa en los escarpes

occidentales de la isla, cerca de Alojera y Taguluche, en Valle Gran Rey, en el

barranco de Erque, en la cabecera del barranco de Benchijigua, etc.

Individualmente, las coladas tienen espesores que varían entre 1 y 6 m como

media, llegando a veces hasta 10 ó 15 m, aunque estos últimos espesores

son más propios de las coladas pliocenas.

La vista del edificio mioceno por la incisión fluvial

167

ITINERARIO 5

En la parte superior se encuentra la Fortaleza de Chipude, cortando el apilamiento de lavas miocenas.