Table of Contents Table of Contents
Previous Page  77 / 260 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 77 / 260 Next Page
Page Background

77

PERSONAjES

T

elesforo Bravo (Puerto de La Cruz

1913 - 2002) fue un magnífico

geólogo de campo y un observa-

dor incansable de la naturaleza.

Su padre era marino de profesión,

descendiente a su vez de una saga de

marinos, pero interesado en las obras

hidráulicas y captaciones de aguas sub-

terráneas, un interés que le transmitió

a Telesforo y que éste desarrollaría am-

pliamente.

Su hermano Buenaventura, maestro en San Sebastian de La Gomera y alcalde

de la Villa en los años 1960, fue un guía permanente para todos los científicos

que visitaban La Gomera e inductor de la creación del Parque Nacional de

Garajonay.

Telesforo hace sus estudios primarios y el bachillerato en el Puerto de La Cruz, y

luego Magisterio en la Escuela Normal La Laguna, donde termina en 1935. Con

su hermano Buenaventura se van a realizar prácticas de maestros a escuelas de

La Gomera ese mismo año. Buenaventura se quedaría a vivir siempre en la isla,

mientras que a él le destinan a Tenerife al año siguiente. Después de la guerra,

vuelve a varios destinos escolares pero enseguida pidió la excedencia. En 1946,

con 33 años, fue becado por el Cabildo de Tenerife para estudiar en Madrid la

carrera de Ciencias Naturales, mientras su mujer permaneció en Canarias.

Entre sus profesores estaba el catedrático de Petrografía y Estratigrafía, Maxi-

mino San Miguel, continuador de la labor petrológica iniciada por Fernández

Navarro, y el geólogo Francisco Hernández-Pacheco en Geografía Física y Geo-

logía aplicada. Con este último mantuvo una amistad continuada en el futuro,

y, después, con su hijo el vulcanólogo Alfredo Hernandez-Pacheco, que trabajó

muchos años en el vulcanismo canario.

Terminada la carrera en 1951, Bravo hizo los dos cursos de doctorado, que

termina en 1953. Su intención era hacer la tesis en Madrid con el catedrático

Maximino San Miguel, pero por circunstancias ajenas a él, le impiden que la

pueda hacer en aquel momento. Decepcionado, regresa a Canarias y trabaja

como asesor en el Museo Canario de Gran Canaria, donde conoce al geólogo

finlandés Hans Hausen, al que acompaña en sus campañas de campo, aunque

este nunca agradeció la dedicación que le había prestado.

Una de las actividades por la que destacó Bravo en Canarias fue por su conoci-

miento hidrogeológico. Inicia su carrera como hidrogeólogo en 1956, contratado

en Madrid por el ejército de los Estados Unidos para realizar investigaciones

hidrogeológicas en los terrenos de las bases americanas en España. Su buen

hacer le lleva a que una empresa americana, al año siguiente, le contrate como

geólogo para trabajar en el Proyecto de Carreteras de Irán. Las presiones fami-

liares hacen que regrese a Canarias a finales de 1959, con un gran prestigio

internacional. Entre sus investigaciones en Irán esta la obtención de fuentes de

agua para treinta bases creadas por el ejército americano.

Telesforo Bravo Expósito (Puerto de La Cruz 1913-2002)