Table of Contents Table of Contents
Previous Page  80 / 260 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 80 / 260 Next Page
Page Background

80

ASÍ SE fORMó lA GOMERA

L

ucas Fernández Navarro

nació el 3 de enero de

1869 en Guadalajara,

donde su padre era catedrático

de Matemáticas del Instituto

provincial de Guadalajara. En

ese mismo instituto estudió

brillantemente el bachillerato.

Se trasladó a Madrid en 1885,

para comenzar su carrera de

Ciencias, sección de Naturales,

en la Universidad Central.

Con 21 años, y mientras es-

tudiaba la carrera, obtiene su

primer empleo, como ayudante

en el Museo Nacional de Cien-

cias Naturales, en la sección

de Mineralogía y Cristalografía

que dirigía Francisco Quiroga

(1853-1894). Era tal su labo-

riosidad, que Quiroga le consi-

deró su discípulo predilecto. Fernández Navarro se licenció en 1891, y ese mis-

mo año, pasa a ser becario con sueldo en el Museo. En 1893 defiende su tesis

doctoral titulada «Terrenos arcaicos de la provincia de Guadalajara» y obtiene la

calificación de sobresaliente.

En 1897, gana por oposición la cátedra de Historia Natural del I.E.M. de Lina-

res, a la que renuncia, para presentarse, y ganar al año siguiente, la cátedra de

Almería, donde permaneció dos años. Por permuta, se traslada al instituto de

Soria hasta que, en 1901, Ignacio Bolivar le reclama, en Comisión de Servicio,

al Museo de Ciencias para el arreglo de sus colecciones, bajo la dirección de

Salvador Calderón. Al año siguiente es nombrado, por oposición, catedrático de

Cristalografía de la Facultad de la Universidad Central que había ocupado años

antes Francisco Quiroga.

Hasta esa fecha no había hecha nada de cristalografía pero siendo el encargado

de la enseñanza de esa materia en la Universidad, se ve obligado a difundirla.

Desde su cátedra de Cristalografía, el trabajo profesional de Fernández Navarro

transcurría entre sus clases y sus viajes a los alrededores de Madrid, pues no

había presupuesto para hacer otro tipo de viajes.

Sus primeros contactos con los volcanes.

Gracias a los nuevos presupuestos de

la Real Sociedad Española de Historia Natural, Fernandez Navarro consigue ir a

estudiar los volcanes de Olot (Gerona) junto a Cazurro y el eminente geólogo Sal-

vador Calderón. Era el verano de 1904, y para él fue su primer contacto con el

vulcanismo. Al año siguiente, consigue ir a la campaña de Marruecos visitando

Melilla, Chafarinas y Alboran, entre otros lugares.

Lucas Fernández Navarro

(Guadalajara 1869-Madrid 1930)