Table of Contents Table of Contents
Previous Page  127 / 208 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 127 / 208 Next Page
Page Background

127

ITINERARIO 1

UN DÍA EN EL PARQUE

DURACIÓN: 6 horas

LONGITUD: 43 km

DIFICULTAD: Baja

COMIENZO Y FINAL: Desde el km 31,7 (límite del Parque) de la carretera dorsal

TF-24, que asciende desde La Laguna hasta El Portillo de La Villa, hasta la

salida del Parque en la carretera TF-823 (o TF-23) que se dirige a Chio.

NOTA: Recorrido por carretera en coche.

El itinerario comienza en el km 31,8 de la

carretera TF-24 que asciende desde La

Laguna al Portillo. Al llegar al cruce de El

Portillo, en el km 42,8, hay que girar a la

izquierda y seguir por la carretera TF-21

(km 32) que asciende desde La Orotava y se

dirige a Vilaflor, hasta el cruce de Boca

Tauce, en el km 53,1. En Boca Tauce se gira

a la derecha y se continúa por la carretera

TF-23 en dirección a Chío. El final del itine-

rario es el límite del Parque, en el km 10,0

de la TF-23.

Panorámica de la ladera SE del Teide, vista desde el malpaís de Los Corrales.

E

ste itinerario está concebido para recorrer el Parque en un vehículo, a través de las carreteras que

lo cruzan desde su extremo NE hasta el SO. A lo largo del recorrido, se puede apreciar la historia

de los últimos 3,5 millones de años del vulcanismo de Tenerife, en tan sólo 43 km. Durante el trayec-

to, el visitante tiene la ocasión de disfrutar de hermosas panorámicas de todos los dominios volcáni-

cos principales del Parque, así como de apreciar los extraordinarios relieves generados por los fenó-

menos volcánicos constructivos y destructivos, en el centro de la isla.

Se pueden ver centros volcánicos recientes con su característica forma cónica, coladas de lava de

bloques con sus espectaculares niveles de obsidianas, corrientes de lava pahoehoe que descienden

por las abruptas laderas del Teide y del volcán Pico Viejo, así como las coladas históricas del volcán

Chahorra. También se puede admirar la inmensidad del volcán Teide y de sus dos grandes edificios

adventicios, el volcán Pico Viejo y la Montaña Blanca. Pero, tal vez, lo que más impresione al

visitante sea la pared de la Caldera de Las Cañadas, un escarpe continuo a lo largo del Parque, de

centenares de metros de altura, producto del colapso de las cumbres volcánicas de los Edificios

Cañadas. Relieves singulares como los Roques de García, los Llanos de Ucanca o las alteraciones

coloristas de Los Azulejos, completan un panorama único.