Table of Contents Table of Contents
Previous Page  84 / 208 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 84 / 208 Next Page
Page Background

De todos los edificios volcánicos que surgieron

en la caldera, el de mayores dimensiones es el

llamado Complejo Teide-Pico Viejo, constituido

por dos estratovolcanes. Posteriormente se pro-

dujeron nuevas erupciones en sus laderas que

construyeron los edificios domáticos periféricos

sálicos (Montaña Blanca, Roques Blancos,

entre otros), surgidos, muchos de ellos, como

domos coladas.

Sincrónicamente, las erupciones en los tres ejes

de rift continuaron sin pausa, interaccionando

con lo que ocurría en el centro de la caldera.

NACIMIENTO, EVOLUCIÓN Y MADUREZ

DE UN VOLCÁN: EL TEIDE

Junto con la pared de Las Cañadas, el Teide es

el elemento morfológico más llamativo del

Panorámica aérea del Complejo Teide-Pico Viejo. En primer término a la izquierda, la erupción sálica de

Roques Blancos. En la ladera de la derecha, en negro, la erupción histórica (1798) de Montaña Chahorra o

Narices del Teide.

84

L

a resurgencia volcánica en el interior de calderas es un fenómeno común en áreas volcánicas. Lo

excepcional de la Caldera de Las Cañadas es sus enormes dimensiones; es una de las mayores

calderas volcánicas del mundo en una isla oceánica.

Las destrucciones masivas de las partes centrales y cimeras de los Edificios Cañadas originaron una

gran depresión poligénica, la Caldera de Las Cañadas. Pero el volcanismo siempre resurge.

Controlado por la actividad de los tres ejes volcano-estructurales de Tenerife, el vulcanismo volvió a

aparecer allí donde estaba antes, el centro de la isla. Nuevas emisiones básicas y sálicas se fueron

solapando y rellenando la gran depresión. Alternando con los periodos eruptivos hubo episodios ero-

sivos que produjeron depósitos sedimentarios que se intercalaron en los materiales volcánicos.

LAS ERUPCIONES POSTCALDERA

EL VULCANISMO RESURGE DE NUEVO